Ventajas competitivas de nuestros Paneles GRC

La mayor de las ventajas que presenta el GRC es SU REDUCIDO PESO su reducido peso (del orden de entre 1/3 y 1/10 del peso de elementos equivalentes en Hormigón Convencional) guardando las mismas o superiores prestaciones.

Esta ventaja de ligereza va a repercutir, positivamente, sobre diferentes factores de diseño e instalación de las piezas y/o estructuras que soporten el GRC y de las mismas instalaciones (puesta e obra) de las piezas realizadas en este material.

Veamos una pequeña lista de factores que pueden verse modificados frente a la utilización del GRC, teniendo siempre en cuenta que estas modificaciones repercutirán de forma directa, en beneficio, sobre el coste de materiales, estructuras y servicios de instalación.

Los principales factores que pueden verse modificados son:

– Transporte de piezas a obra. Por su característica de ligereza se pueden transportar del orden de 3 a 5 veces mas piezas de GRC que de Hormigón convencional, lo cual abarata una partida importante como es la del transporte de los elementos prefabricados a obra.

– Estructura y Cimentaciones edificio que sustentan las piezas del GRC. Se ha de tener en cuenta el ligero peso que presentan las piezas de GRC a la hora del diseño de la estructura y sus cimentaciones, lográndose grandes ahorros de material. El poco peso lo hace ideal para su uso en edificios de gran altura.

– Maquinarias de instalación y puesta en obra. Ya que las piezas de GRC son muy poco pesadas, la maquinaria necesaria para su instalación en obra es mucho mas ligera (de menor capacidad).

– Equipos de montaje. Debido a la ligereza y características del GRC el montaje se simplifica, reduciéndose el numero total de montadores necesarios.

– Anclajes y herrajes de unión a los entramados de la estructura son mucho mas ligeros, lo cual repercute sobre el ahorro de materiales.

– El montaje Es mucho más rápido.

Debido al poco peso de las piezas de GRC las grúas emplean menos tiempo de montaje y por lo tanto de construcción. El reducir el tiempo de construcción, permitirá anticipar la entrada en el edificio de otros oficios y un ahorro en los costos de financiación.